Los 3 niveles de la felicidad

Felicidad

 

Cuando hablamos de felicidad, ¿a qué nos estamos refiriendo exactamente?
Mucha gente considera que la felicidad es la familia, otros consideran que es el dinero, otros pueden estar pensando en las vacaciones, los amigos, la fiesta, los retos, las metas.......

La realidad es que según cuentan los entendidos que estudian la materia, hay 3 tipos de felicidad, los cuales son muy fáciles de reconocer, pero a pesar de su simplicidad pueden ayudarnos a enfocar nuestros objetivos de forma mucho más profunda.

El primer nivel de felicidad es precisamente el de el placer y el dinero, el irse de fiesta, el recibir un elogio, un subidón de narcóticos, etc. Esta felicidad funciona por picos, cada vez que estimulamos el centro de recompensa de nuestro cerebro es porque nos encaminamos hacia uno de estos picos. La mala noticia es que esta felicidad es de muy corta duración. La otra mala noticia es que el cerebro se acostumbra y cada vez necesita estímulos más fuertes para alcanzar el mismo nivel de felicidad. Juntando estas dos particularidades tenemos un combo perfecto para las adicciones.

El segundo nivel de felicidad es el que los psicólogos llaman "flujo". Un estado mental en el que perdemos percepción del tiempo y realizamos cierta actividad a un nivel de rendimiento óptimo. Este estado de flujo normalmente sucede cuando se da la mezcla perfecta de dificultad y objetivo. Si la dificultad es muy baja el cerebro no tendrá suficiente interés, si la dificultad es muy alta el cerebro se frustrará. Si no hay objetivo el cerebro también pierde todo interés. Este tipo de felicidad tiene una duración más prolongada y es más sana para el cerebro que la primera.

El tercer nivel de felicidad es tener un propósito que vaya más allá de nosotros mismos. Cuando hacemos algo porque sentimos en nuestro interior que lo que hacemos va a cambiar el mundo, entonces es cuando podemos disfrutar de este tercer nivel de felicidad. Este tipo de felicidad es el más duradero de todos. Cuando escuchamos hablar a misioneros contando cómo viven en difíciles condiciones ayudando a los menos agraciados y en muchas ocasiones no reciben un salario, puede resultar difícil de entender, pero estas personas están disfrutando de un nivel de felicidad mucho más elevado que el ciudadano de a pie por la labor que están haciendo. Curiosamente también muchas de las mejores empresas (si, esas que hacen millones de dólares) tienen, o al menos tenían en sus inicios como principal objetivo no el hacer dinero, si no un propósito de cambiar el mundo más allá de sus propios empleados y su propia compañía. Por poner un ejemplo, Steve Jobs tenía una visión de Apple que iba más allá de simplemente vender cosas, y curiosamente eso fue lo que le llevó a Apple a ocupar el primer puesto de empresas más valiosas del mundo en términos financieros.

El fallo en la programación mental que traemos de serie es que la mayoría de la gente primero busca el primer nivel de felicidad, pensando que cuando pueda tener el primer nivel de felicidad podrá preocuparse por buscar el segundo, y luego el tercero. Pero la realidad es que nuestro cerebro funciona mejor al revés, si de verdad quieres ser feliz primero deberías tomarte en serio el tercer nivel de felicidad, después de eso el segundo y primer nivel llegarán por si solos.

Nosotros no podemos decirte qué debes hacer, pero una vez lo sepas si podemos ayudarte a conseguirlo, ese es nuestro propósito.
Mucha suerte.


¿Tienes preguntas? ¡Escríbenos en el foro de la comunidad!
O déjanos tus comentarios más abajo.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar